Ideario

Home / Ideario

Es difícil de negar una evidencia que a poca gente se le escapa de que el acceso al trabajo
entendido como empleo programado, remunerado, y para toda la vida forma ya parte del
pasado. Hay que atreverse a decirlo alto y claro: hace falta otro sistema de relaciones sociales
que permitan a los actores de nuestra historia desarrollarse en un contexto de plenitud que
satisfaga a la mayoría, y que haga que las aspiraciones de todos y todas se cumplan en un
entorno social que, cada vez más se desarrolla en ciudades.

Los cuatro pilares básicos de “Hacemos Futuro” sobre los que pivota nuestro individuo, como
sujeto de conocimiento y experiencia, son:
Un individuo activo en la cultura, en la ciencia, en el deporte y políticamente activo.
El estado, como instrumento de dominación de clase pasará entonces a ser árbitro y actor
activante de los procesos de socialización que se lleven a cabo en nuestras sociedades.
Un quinto elemento sobre el que pivotarán las aspiraciones de nuestra sociedad será el de la
“Conquista de Marte”, entendido como tal la colonización del planeta rojo, sobre el que
dedicar un esfuerzo desde la ciencia y la tecnología que nos conduzcan a dirigir nuestros
esfuerzos hacia ese propósito ampliamente deseado por múltiples generaciones que nos
precedieron.
Hacemos Futuro basará su actuación en esos 5 aspectos del desarrollo humano, y a partir de
los que se deducirán todas las intervenciones que nos conducirán a ser un pilar fundamental
en la cultura política de nuestro país.
Es una realidad que el bipartidismo ha dejado de ser una fórmula satisfactoria para los deseos
de nuestra comunidad, que se traduce en una más amplia oferta de partidos que entienden
que nuestro futuro va dirigido y encaminado a configurar una sociedad más justa, equitativa y
participativa.
Las crisis económicas no son exclusivas de la economía, el trabajo, y lo social, son también y
sobre todo un problema de objetivos, de retos que nos ponemos los miembros de la
comunidad. La inclusión y justicia social no son elementos suficientes para un Estado que
queremos satisfaga nuestras aspiraciones de conquista y expansión al confín del universo. Los
jóvenes son la clave para abrirnos a un mundo del que todos los ellos buscan ser el
protagonista y que es nuestro deber conducir en sus justos deseos de darse a conocer y
promocionarse.
Por lo expuesto se deducirá la política de Hacemos Futuro, irá encaminada a:

1/ Reconocer el deseo nacionalista de una cantidad, que debe demostrarse suficiente, de
individuos, que en una suerte de juego de muñecas rusas buscan ser reconocida su
individualidad y que no es un capricho o una demostración de carencia de legitimidad o poder
de convicción. Entendemos que el movimiento de reconocimiento de identidades no debe ser
oprimido por un Estado represor, y que lo que se deberá hacer es proponer puentes ante esa
realidad de separación de territorio al que, como partido, entendemos y apoyaremos en una
mentalidad abierta de inclusión de individualidades. Nuestra propuesta es impulsar el sistema

de confederación que se formula en derecho, y que sirve para unir en intereses comunes,
identidades diversas, y si para ello es necesaria la reforma de la constitución española, no
tenemos inconveniente en cambiar su configuración
2/ La individualidad de una comunidad no debe ser decidida por unos miembros que no
pertenezcan a dicha comunidad, lo que no quiere decir que posteriormente a dicho
reconocimiento se establezcan relaciones satisfactorias para ambos.
3/ La alternativa a una oposición frontal de un deseo manifiesto de independencia no es la
ruptura total de relaciones, y sólo desde la intransigencia de un estado-padre autoritario que
se erige en bandera-propietario de los destinos de los individuos tiene sentido.
4/ En defensa de los deseos de aproximación del Estado al individuo, la alternativa a un
Estado que reconoce en el territorio intereses que sobrepasan los individuales, desde Hacemos
Futuro apoyaremos la idea surgida desde diferentes colectivos de configuración de Ciudades-
Estado Confederadas, que pormenorizan el Gobierno de nuestras comunidades, y que basan
las relaciones de lo individual frente a lo colectivo en una suerte de interrelaciones de servicios
con derechos y deberes que deben ser dirigidas y satisfechas por organismos más próximas al
individuo.
5/ Defendemos la propuesta hecha como alternativa a una configuración de la vida política
como juego de poder, en la que proponemos como conjunto de actores que escriben su
propia obra y espectáculo, es decir, en la forma que la participación de los ciudadanos de la
ciudad se haga bajo un guión que escribimos como alternativa a una imposición obstinada de
grupos de poder con intereses exclusivos.
6/ Impulsamos el reconocimiento de la libertad como algo necesario para el correcto
desarrollo del individuo, y que sólo en una auténtica democracia puede darse.
7/ La libertad de expresión debe ir ligada a la libertad de actuar. No sirve de nada gozar de
libertad de expresión o de pensamiento si no hay una libertad de actuar que lo complemente,
al revés no suele darse.
8/ El reconocimiento del plurilingüismo forma parte del conocimiento humano, y sólo una
estrecha perspectiva de miras puede limitar, todo y que entendemos que hay una lengua en la
que unos se expresa con más naturalidad, y que no por ello debe descuidarse la práctica de las
otras.
9/ El reconocimiento de la religión como vehiculador del protagonismo de unas sobre otras
debe eliminarse; son expresiones y explicaciones del mundo desde diferentes ópticas, y por lo
tanto deben ser explicadas, conocidas, y respetadas.
10/ Las diferentes etnias, como rasgos diferenciadores de diferentes grupos de seres humanos
no son diferentes a los rasgos que nos diferencian en cuanto a individuos, y por lo tanto deben
respetarse como patrimonio humano de un mapa cambiante de la diversidad
11/ El respeto a las leyes debe entenderse como el respeto a las reglas del juego, y si bien
todos somos iguales ante la ley, los diferentes pronunciamientos ante casos similares no
deben hacernos entender la ineficacia de las reglas, sino manifestar que hay que ser rigurosos
con ellas.
12/ La igualdad de oportunidades debe ser preservada, aunque dicha igualdad de
oportunidades no siempre garantice iguales resultados satisfactorios, pero debe entenderse

que no todos somos iguales, y que dicha diversidad, en diferentes estadios de una misma
escala son fotogramas de la misma película, la que nos diferencia como especie
13/ Los derechos sociales y las políticas públicas encaminadas al crecimiento económico
forman parte de la planta del edificio de nuestro sistema del bienestar, y por ello debe ser
preservado y potenciado, y en lo que corresponda modificado
14/ El sistema público de Seguridad Social en cuanto a cura de la salud, vejez, el paro también
debe ser preservado y potenciado como un bien común y como logro de una sociedad
desarrollada y estructurada.
15/ La enseñanza o conocimiento no es sabiduría. Hoy en día, y siempre, se aprende por
ensayo y error, y la enseñanza no debe ser entendida como premio a una realidad cambiante;
debe cambiar también y adaptarse a los nuevos tiempos en los que el trabajo no es el premio a
tantos años de formación. La educación es uno de los pilares de Hacemos Futuro y debe
entenderse como formación continua y de satisfacción personal.
16/ La Globalización no es algo sujeto a opinión, es una realidad que debemos conducir en
beneficio de todos, y que debe llevarnos a entender que no estamos solos, y que queremos
ampliarla a otros mundos. Todos estamos en el mismo barco, aunque unos remen en dirección
opuesta a la trayectoria del barco.
17/ El terrorismo nos hace posicionarnos en un lado de la balanza, el problema es que la
balanza no tiene dos lados, sino uno, y que por lo tanto debe ser combatido y no utilizado
como adoctrinamiento diferenciador entre lo bueno y lo malo, lo positivo y lo negativo, lo
civilizado y lo salvaje.
18/ La policía no debe ser vista como un grupo sectario de pistoleros que hacen la ley a su
conveniencia personal, sino como preservadores de las reglas del juego, y por lo tanto debe
ser respetada, aún y parecer contraria a unos intereses legítimamente reclamados; sin
embargo la policía debe procurar no causar el pánico en nuestra colectividad, e intervenir
exclusivamente en actos que pongan en peligro nuestro propio desarrollo como colectivo o
como individuos.
19/ El ejército es necesario en un contexto de rivalidad que opone intereses colectivos de
diferentes grupos generalmente Estados o grupos de ellos y que, sin embargo, debe dotarse de
un código común de legítima defensa, dado que la capacidad destructiva excede lo asumible
por nuestro entorno.
20/ El cambio climático es una realidad que pocos deberían poner en duda, y que debe
hacernos distinguir entre prácticas integradoras de los sistemas vitales y prácticas destructivas.
21/ Los elementos naturales son testigos mudos de la evolución de unas especies en otras, y
que se relacionen con un sujeto creador o por una ciega evolución o por una coincidencia de
ambas, deben ser preservados en un patrimonio que no pertenece a nadie.
22/ La Constitución es una Ley de leyes, y como tal otra ley, y por lo tanto debe estar sujeta a
modificaciones en forma que se reajusten los principios que la colectividad considere
obsoletos o susceptibles de modificación. No debemos atarnos a un tiempo que está en
continuo cambio, a pesar de que hayan una serie de principios “naturales” que perduren
mucho tiempo.

23/ Los medios deben ser exactamente eso, medios, y no entenderse más que como
catalizadores de una reacción que se ofrece como algo espontáneo y de la que todos hacemos
uso en beneficio tanto de la colectividad como personal.
24/ Los derechos humanos no son algo caprichoso o anecdótico, sino la expresión de un
sustrato común que nos iguala a todos precisamente en unos derechos por los que no se
juzgará a nadie que no los haya violado de manera flagrante y deliberada; son por tanto algo
necesario y que debe ser respetado y preservado.

NOTAS:
A/ Este ideario no es patrimonio de nadie más que de Hacemos Futuro, y son sus asociados o
afiliados los que con su confianza garantizan que se cumplan, y de la misma manera se amplíen
o se modifiquen por voluntad general.
B/ El partido Hacemos Futuro admitirá entre sus asociados o afiliados a cuantas personas
defiendan los mismos intereses en base a sus principios y estatutos, su programa electoral, y
cuantos edictos y citas se pronuncien aprobados por la mayoría.